jueves, 25 de julio de 2013

La carga y la cuesta del Estado de Derecho

La Herencia Sabinista

En recientes fechas, el Gbno. del Estado de Chiapas ha realizado cambios importantes, el primero de ellos se estrena como Secretario General de Gobierno, el Lic. Eduardo Ramirez, persona cercana al actual Gobernador Lic. Manuel Velasco Coello.
Adicionalmente se nombra a los Delegados y Subsecretarios de Gobierno en varias regiones del Estado, situación que va acomodando la estructura que permita mantener la gobernabilidad; eso es lo que se espera debido a que varios de ellos se vieron involucrados en procesos turbios que no aportaban nada a la gobernabilidad.
La Subsecretaría de Asuntos Religiosos, que permanecía solamente con una encargada de Despacho, estrena a nuevo titular, el Lic. Víctor Hugo Gutiérrez Zebadúa, quien ostenta tener experiencia en el cargo, ya que durante el período del exgobernador Pablo Salazar Mendiguchía, se desempeñó en ese cargo, en relevo del Lic. Jose Maria Medina quien comenzó la administración 2000-2006 en ese cargo. Es el intento de cubrir una etapa negra, obscura en esa Subsecretaría, con el paso del Profr. Enrique Ramírez Coronado quien constantemente negaba la realidad del Estado en los casos de Intolerancia Religiosa.
Estos cambios dicen mucho, es decir, el intento de establecer una nueva cara a la Administración actual buscando generar confianza así como dar respuesta a las muchas demandas sociales que poco a poco ya van socavando la estabilidad del Gobierno Estatal. La Administración de Juan Sabines Guerrero, intentó desarticular a los grupos sociales, buscó dar autonomía a muchos grupos que venían trabajando juntos e intentó guardar sus espaldas dejando gente insertada en la actual administración.
En la parte que nos ocupa, es grande la herencia que recibe el actual Gobernador del Estado de Chiapas: LOS CASOS DE INTOLERANCIA RELIGIOSA distribuidos en todo el territorio; hay muchos problemas que son relevantes, trascendentales y sobre todo, con un sello característico de Juan Sabines en los que se ve el derroche de dinero para acallar las voces que denunciaban, intimidaciones para que no se publicara nada y limosnas a los afectados para que estuvieran “contentos” de que les estaban poniendo atención, cuando los funcionarios responsables de ello se estaban enriqueciendo poco a poco, obteniendo ganancias tanto del Gobierno como de los mismos afectados.
A esta fecha los casos de intolerancia en el Estado de Chiapas superan los 30, cifra que difiere mucho de lo que el Diputado Marco Antonio Cancino publicó hace varias semanas como un informe completo y confiable de 21 casos; eso muestra que la parte oficial no tiene o no quiere tener la información completa o dependen de informantes que no conocen el tema, además de que siempre las cifras son maquilladas. Después de la declaración del Diputado, no se ha visto ninguna acción; esto nuevamente ratifica el hecho que la información sirve y es funcional, siempre y cuando se generen acciones, resultados, atención a los problemas y el consecuente establecimiento del Estado de Derecho, de otra forma, no tienen sentido los informes.
Las familias que llevan casi cuatro años desplazadas, los que llevan más de cuatro años sufriendo por las agresiones frecuentes, por los cortes de servicio, amenazas de expulsarlos, amenazas de quitarle los apoyos gubernamentales y demás intimidaciones, tendrán que esperar mucho tiempo más? Los cambios de Gobierno en estos días, ayudarán a lograr el establecimiento del Estado de Derecho? Se obtendrá la recuperación del tiempo perdido, los bienes confiscados, los bienes destruidos y se podrá indemnizar a los agredidos física y moralmente?

Tampoco es un tema de lograr que hayan vencidos y vencedores, debe existir la armonía en las comunidades, el desarrollo integral y la búsqueda que la sana convivencia sea una realidad en los lugares que actualmente son “focos rojos” para las autoridades estatales, las Federales o en su caso las Internacionales, todo depende del interés que el Gobierno del Estado de Chiapas le invierta para solucionar estos problemas añejos.

jueves, 18 de julio de 2013

Las versiones cambian, la realidad es la misma

La información, el poder detrás de la verdad...
 
De manera desafortunada, los casos de intolerancia religiosa siguen creciendo y, al paso del tiempo con la falta de atención, se complica la solución debido a la intervención de diversos actores religiosos o políticos que lejos de abonar a la sana convivencia en las comunidades, lo que hacen es mal informar a la población con conceptos fuera de la realidad o manipulados para sus intereses o su posicionamiento como personas u organización.
Tal es el caso del Obispo de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, Felipe Arizmendi Esquivel que el pasado 14 de Julio de 2013 mencionó que los problemas de Los Llanos no son de Intolerancia Religiosa, o que otros casos en el Estado de Chiapas en donde los Evangélicos son amenazados, agredidos, desplazados y violentados sus derechos por su creencia religiosa, no tienen que ver con su fe, sino más bien, hace ver a los Evangélicos como delincuentes y opositores a la legalidad.
Recorriendo las comunidades, vemos con tristeza que los representantes de la Iglesia Católica en algunos lugares, tienen una participación activa, más que las mismas autoridades locales, para buscar que dentro de los “territorios” que sus superiores les han marcado como área de trabajo, no deben haber Evangélicos y a toda costa, utilizando a las autoridades de la comunidad, buscan la forma de presionar a los Evangélicos para renunciar a su fé o de otra forma, les quitan la luz y los derechos al agua, la leña, a sus parcelas como medida de presión pensando que eso los obligará a renunciar a su fé.
En regiones como Las Margaritas, Ocosingo, Altamirano, Carranza, Tila, entre otros, los catequistas y jefes de área católicos que trabajan en la región han sido actores importantes en el encarcelamiento, maltrato, amenazas y expulsiones. El procedimiento es similar, los catequistas visitan a los Evangélicos solicitándoles que hagan pública su renuncia a su fé y en caso de no hacerlo, solicitan la participación de las autoridades de la comunidad para que la Asamblea valide los actos ilegales en contra de los Evangélicos.
Lo anterior se ha generalizado, debido a la complicidad de autoridades de impartición de justicia en las que por delitos como privación ilegal de la libertad, solamente levantan acta administrativa, llaman a dialogar a las partes y el proceso se hace siempre lento, tedioso y al final infructuoso en muchos de los casos, debido que para participar en las reuniones de negociación, se apoya para el “traslado” a los expulsadores y los Evangélicos no reciben apoyo alguno, afectándoles aún más.
No dudo que cuando se aplique la Ley, dejaremos de mencionar si son casos de intolerancia o no, dejaremos de decir si son Evangélicos o Católicos, solamente se definirán los delitos cometidos independientemente de la creencia que tenga el infractor de la Ley y se castigará como corresponde a Derecho.
El día de hoy, aniversario del fallecimiento de Benito Juárez, sigue estando pendiente por los gobiernos actuales, su proyecto de una Nación en donde se respete la libertad de culto por más de 140 años, no sabemos cuantos mas….
Coordinación de Organizaciones Cristianas.

viernes, 12 de julio de 2013

Ayuno y Oración, 13 de Julio de 2013.

Estimados todos,
 
 
Desde este pequeño espacio que bien ha sido un aliento para las familias afectadas por la intolerancia religiosa en Chiapas, hacemos la convocatoria de Ayuno y Oración para este día 13 de julio de 2013 para interceder por ellos, considerando que la situación en el Estado ha sido de apatía, falta de sensibilidad y sobre todo, falta de funcionarios capaces para atender la problemática que se vive en Chiapas.
No quisiéramos despertar cada día con un nuevo problema, tampoco queremos que los afectados por este tema, sigan siendo amedrentados, extorsionados, amenazados y desplazados en el mejor de los casos.
 
Hacemos esta convocatoria sabiendo que el Cuerpo de Cristo se duele con los afectados, tanto de manera personal como de manera colectiva en sus Iglesias o Congregaciones independiente de la cercanía o lejanía con ellos.
 
Los temas de oración son:
- Que el Señor mantenga a los afectados con un espíritu fuerte, bien tomados de su mano para enfrentar este proceso que creemos será temporal.
- Que se coloquen funcionarios responsables, sensibles y capaces para atender esta problemática.
- Que cada uno de los miembros de las Iglesias, despierte un espíritu de compañerismo y apoyo mutuo, conociendo las necesidades espirituales y materiales de los afectados.
- Que el liderazgo Cristiano Evangélico, no se quede ajeno a esta problemática, se levante la voz y se denuncien los delitos cometidos (aunque no sean de la misma denominación).
- Que se acaben las negociaciones entre el Gobierno y algunos liderazgos que mantienen un "status" de aliados suyos para callar la voz.
- Oremos por los que, de manera individual o colectiva, han estado apoyando de manera desinteresada a los afectados en diversas formas, que no disminuya su corazón dispuesto para ellos.
 
Si te unes a la convocatoria de oración, te pedimos enviarnos un correo para conocer la unidad de Cuerpo de Cristo, nos dará mucho gusto saber que Dios es el que nos une y nos mantiene con la confianza que los problemas son temporales.
 
Dios bendiga tu esfuerzo, compártelo con tus contactos para tener un grupo más grande.
 
En Cristo.
 
Coordinación de Organizaciones Cristianas.

lunes, 1 de julio de 2013

Carta al Gobernador de Chiapas, desde España

Importante!

Carta abierta publicada en el portal de Protestante Digital. Una reflexión importante sobre el tema de Intolerancia Religiosa en Chiapas.

30 DE JUNIO DE 2013
 
Manuel Velasco Coello
Gobernador de Chiapas:

Usted está enterado del reciente caso sucedió en el ejido Los Llanos, municipio de San Cristóbal de Las Casas. De todas maneras resumo el suceso al consignar que  en días pasados 31 indígenas tzotziles evangélicos intentaron regresar a su hogares , los cuales debieron abandonar los primeros días de enero del 2010. En ese entonces la salida de ellos y ellas se debió a los ataques en su contra perpetrados por autoridades católicas tradicionalistas, quienes les expulsaron por no compartir las particulares creencias religiosas en las que se imbrican los llamados usos y costumbres con elementos del catolicismo romano.

El exilio al que se vieron forzados los evangélicos de los Llanos tuvo lugar para salvaguardar sus vidas. Sus pertenencias y viviendas fueron arrasadas por los intolerantes, éstos incendiaron las humildes viviendas de la pequeña comunidad protestante del poblado. Los perseguidos se refugiaron en San Cristóbal de Las Casas, donde les dieron alojamiento correligionarios en la fe. Al paso del tiempo el gobierno de quien le antecedió a usted en el cargo, Juan Sabines Guerrero, alojó al grupo en una casa. Las condiciones del lugar eran denigrantes para la dignidad humana, así como la ayuda alimentaria que de forma inconstante se le hacía llegar a los desplazados. Un sector de la comunidad evangélica de San Cristóbal de Las Casas contribuyó a paliar las necesidades de las cuatro familias desplazadas.

El caso de Los Llanos llegó, por propia denuncia de los afectados, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). El organismo, tras analizar las evidencias, concluyó que se trataba de intolerancia religiosa por parte de los tradicionalistas contra los evangélicos. Este no es el lugar para glosar el documento de la CNDH, que consta de 15 páginas a renglón cerrado ( disponible en internet ) pero sí es el espacio para recordar que dicha instancia del Estado mexicano emitió las siguientes recomendaciones al gobernador Sabines Guerrero:

PRIMERA.
Se tomen las medidas necesarias, con objeto de garantizar el retorno de los desplazados al ejido Los Llanos, municipio de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, así como la pacífica convivencia, el respeto a su patrimonio y a profesar la religión que elijan, y se informe a esta Comisión Nacional sobre el resultado.

SEGUNDA.
Se brinde asistencia humanitaria a los agraviados que continúan alojados en las instalaciones del templo evangélico “Alas de Águila”, ubicado en San Cristóbal de las Casas, en esa entidad federativa, y se remitan a esta Comisión Nacional las constancias con que se acredite su cumplimiento.

TERCERA.
Se giren instrucciones, a quien corresponda, a efecto de que, en coordinación con la instancia municipal, se implementen las acciones tendentes a solucionar el conflicto religioso en el ejido Los Llanos, municipio de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y se informe a esta Comisión Nacional sobre el resultado.

CUARTA.
Se instruya, a quien corresponda, a efecto de que se disponga lo necesario para llevar a cabo cursos de capacitación para los servidores públicos del gobierno de Chiapas, respecto de las funciones que tienen encomendadas en la legislación vigente, en materia de salvaguarda de los derechos a la libertad de creencia; y, realizado lo anterior, se dé cuenta a esta Comisión Nacional.

QUINTA.
Se instruya, a quien corresponda, para que, en términos de lo dispuesto en el artículo 28 de la Ley de Derechos y Cultura Indígenas del estado de Chiapas, se implemente un programa para dar a conocer las leyes vigentes, el funcionamiento del sistema judicial, así como las instancias que lo integran, y la armonización de estos con los usos y costumbres de las poblaciones indígenas y, realizado lo anterior, se informe a esta Comisión Nacional.

Del incumplimiento de las disposiciones de la CNDH da cuenta que a dos años y medio de que el organismo emitió sus recomendaciones (30 de noviembre de 2010), los expulsados de Los Llanos siguen refugiados en San Cristóbal de Las Casas, y que cuando creyendo que contaban con la protección del gobierno de Chiapas para retornar al ejido ellos y sus acompañantes solidarios fueron dejados en el desamparo y el resultado es que fueron duramente golpeados, amarrados y amenazados de ser quemados por sus antiguos perseguidores.

Funcionarios que laboran en el gobierno que usted preside, en lugar de ofrecer garantías a quienes continúan exiliados para que pudiesen regresar a Los Llanos, simplemente permanecieron inactivos y uno de ellos declaró al experimentado reportero de  La Jornada , Elio Henríquez, que “se le avisó al pastor Esdras [Alonso], que no había condiciones para que se intentara el regreso de los evangélicos, pero no hizo caso”. ¿Y qué no es obligación de usted y los funcionarios gubernamentales de Chiapas hacer que esas condiciones existan? ¿Cuanto más tendrán que esperar los expulsados para que haya condiciones que hagan posible su regreso? Llevan tres años y medio en un refugio lacerante, ¿será que por ser indígenas, y además protestantes, el destino de ellos y ellas carece de importancia para el gobierno de Chiapas?

Las responsabilidades que evadió solventar el gobernador Juan Sabines Guerrero, le corresponde a usted cumplirlas y hacerlas cumplir. Usted, al tomar, posesión del cargo gubernamental que tiene hizo juramento de cumplir y hacer cumplir las leyes de la Constitución mexicana y la del estado de Chiapas. Los evangélicos de Los Llanos tienen derechos reconocidos por los instrumentos legales citados, derechos que han sido flagrantemente violentados, y es su deber darle solución a tan indignante situación.

La inacción de las autoridades abona el terreno para que los intolerantes sigan por el camino que niega a otros sus derechos. Por desgracia conflictos como el de Los Llanos acontecen en otras partes de la geografía chiapaneca. La Coordinación de Organizaciones Cristianas ha dado a conocer que son al menos 21 comunidades las que presentan conflictos religiosos y en todos esos casos los agredidos son indígenas evangélicos.

Señor gobernador, termino con una pregunta: ¿va usted, o no, a solucionar el caso Los Llanos, y otros semejantes, en el marco de las leyes o van a seguir las componendas con los reiterados agresores en detrimento de los derechos de los agredidos?

Atentamente

Carlos Martínez-García

©Protestante Digital 2013