jueves, 26 de septiembre de 2013

La realidad supera la ficción

Uno de tantos testimonios que parecen ficción...


Ejidatarios en camino para los
cortes de agua y luz de las viviendas.
“Esa noche nos avisó un familiar, que los ejidatarios se reunieron en la Casa Ejidal y decidieron que nos cortarían el agua y la luz, porque no hemos estado cooperando desde hace aproximadamente un año; y es cierto, desde este tiempo aproximadamente, las autoridades Ejidales de Rosario Bahuitz, no reciben nuestras cooperaciones porque dicen que somos aparte, que ya no vamos a cooperar pero para nada, ni para las fiestas religiosas ni para los servicios que en la comunidad todos los ejidatarios pagamos.
En esa fecha, cuando me dijeron que no recibirían mis cooperaciones, opté por enviarlas con un familiar, primero mi compadre y después mi hermano, ambos regresaron diciendo que las autoridades ejidales no recibirían nada de nosotros los Evangélicos y que me regresara mi dinero. A mi Hijo lo regresaron de las labores comunitarias, lo corrieron porque es Evangélico y no necesitaban que ayudara como parte de su responsabilidad en la comunidad; ahora para poder corrernos, primero nos cortan el agua y la luz con la excusa que no hemos cooperado y pusieron guardias para que nadie nos pueda apoyar con agua y que nadie nos visite, si lo hacen, los multarán o lo meterán a la cárcel, por eso nos refugiamos en la Cd. de Comitán, Chiapas con unos familiares”.

Lo anterior es parte del testimonio de habitantes de Rosario Bahuitz, comunidad que desde hace más de dos años, vive en zozobra por la presencia de un líder que tiene el cargo de Catequista Católico, que así mismo se nombra representante de la CIOAC y que no es habitante de esa comunidad; no es autoridad en ninguna comunidad, es originario de Buenavista Bahuitz en donde también ha ocasionado este mismo tipo de problemas junto con otra comunidad más en las que hay varias familias desplazadas.
Los Evangélicos han sido convocados a varias reuniones en donde no se han presentado las autoridades ejidales, solamente han hecho presencia las autoridades estatales para mediar en el conflicto lo que no se ha podido hacer por la falta de la otra parte. Es un ir y venir de oficios en los que ellos manifiestan que no desean que los Evangélicos vivan en el Ejido, sus acuerdos son en violación franca de nuestra Legislación Mexicana al decir que “busquen un lugar en donde les convenga vivir porque en el Ejido no los queremos”.
En esta región de Las Margaritas, encontramos el mismo modo de operar de parte de la cruzada en contra de la Iglesia Evangélica cualquiera que sea su expresión y que consiste en quitarles los servicios básicos, generar un desplazamiento forzado y posteriormente manifestar que los Evangélicos salieron por su propia decisión; no los corrieron, no los agredieron, no los expulsaron, pero…  las condiciones no son para que busquen un lugar mejor? No son condiciones para tener temor de los “vigilantes” que colocaron cerca de las viviendas cuando esos “vigilantes” tienen por costumbre estar tomando licor? Es posible vivir sin agua y sin luz?
En la actualidad el panorama es preocupante en Chiapas, varios problemas relacionados a la falta de aceptación y respeto a las diferentes creencias y formas de practicar la fe, sigue siendo una forma ya anticuada de querer escudarse en los “usos y costumbres” aun sabiendo que no pueden estar por encima de los derechos de los ciudadanos. Lo más preocupante es que todavía existen funcionarios de Gobierno que no les interesa o que en lugar de anteponer la responsabilidad que tienen como funcionarios de mediar y buscar el respeto mutuo, toman partido por una de las partes evidenciando que ellos mismos están protegiendo la ilegalidad y enviando un mensaje de falta de capacidad.

La Subsecretaría de Asuntos Religiosos está muy ocupada, entendemos que la “herencia sabinista” es grande tanto económica como en conflictos no solucionados, sin embargo a estas alturas no es excusa que las cosas no puedan tener solución. Esperamos en los próximos días publicar más resultados, se comenzó con la firma del acuerdo para el retorno de la familia expulsada en el Ejido Santa Rosalía, Mpio de Comitán y esperamos esta semana tener más noticias agradables para el bienestar de los Evangélicos que se encuentran en situación difícil.*

Coordinación de Organizaciones Cristianas.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Siguen los Casos de Intolerancia Religiosa en Chiapas

Corte de agua, Luz y amenazas de quitarles sus terrenos

Desde el año 2010, 14 personas de la religión Evangélica Pentecostés están viviendo en zozobra en la Comunidad de Rosario Bahuitz, Mpio. de Las Margaritas, Chiapas. A pesar del esfuerzo que han hecho para no confrontar de ninguna manera a la Comunidad, no ha generado resultados, la manipulación del problema por parte de funcionarios en el pasado, ha generado que las autoridades Ejidales hayan tomado determinaciones de cometer hechos delictivos sin temor alguno de ser castigados, quizá pensando que “gozan de impunidad”. Lo anterior se vuelve mas evidente, cuando la Iglesia Evangélica que se encuentra en el lugar recibió un donativo de un equipo de sonido y unas sillas, posteriormente la Asamblea decidió “confiscar los bienes” y dejarlos para uso del Ejido, situación que no generó ninguna acción legal de parte de las autoridades anteriores, Delegado de Gobierno el Lic. Cesar Augusto Herrera Silvano, Representante de la Subsecretaría de Asuntos Religiosos Lic. Javier García ni de los representantes del Ayuntamiento que en su momento tuvieron conocimiento del problema.
Tal parece que los Evangélicos no tienen derechos, no existe autoridad que defienda sus intereses dejando a la deriva los problemas sin remordimiento alguno.
Aún cuando los Evangélicos pagaban las cuotas religiosas patronales, además de todas las cooperaciones y trabajos ejidales, los multaron debido a que no estuvieron presentes durante la celebración religiosa.
El día de hoy 12 de Septiembre de 2013 por indicaciones de las Autoridades Ejidales, habitantes del Ejido cortaron el agua y la luz a dos viviendas de las familias evangélicas de Rosario Bahuitz, Mpio. de las Margaritas, amenazan a sus propietarios que si denuncian, les van a quitar los cercos de alambre que tienen sus predios y expulsarlos. Desde hace tiempo no tienen derecho a recoger leña, les han quitado el derecho de la despensa de los niños que van a la escuela y han intentado de quitar los beneficios de programas sociales federales como la Cruzada Contra el Hambre de reciente creación. En este caso la mayoría son madres solteras o madres que han quedado al frente de sus hogares por la migración de los hombres a Estados Unidos desde hace varios años, esta será su “culpa”?
Los delitos cometidos son agresiones, lesiones, privación ilegal de la libertad y el consecuente atentado contra la dignidad de las personas. Cual es su defensa? Que hay usos y costumbres? Que la decisión es de la Asamblea? Que ellos mandan dentro de la Comunidad? Los usos y costumbres sobrepasan los derechos de las minorías en las Comunidades?

Las imágenes y videos que pronto circularán por internet y las redes sociales, hablan por si solos; dañan las propiedades de los demás como si fueran sus propiedades. Es necesario recurrir a instancias superiores?

miércoles, 4 de septiembre de 2013

La Intolerancia Religiosa en Chiapas

Sigue vigente la carta pública del 25 de Junio de 2013.

El pasado mes de Junio se publicó en diversos medios nacionales e internacionales, una carta pública en donde la Coordinación de Organizaciones Cristianas solicitó al Gobernador del Estado de Chiapas, Lic. Manuel Velasco Coello la atención de los problemas de Intolerancia Religiosa en ese Estado, de manera desafortunada vemos que en lugar de “estar a la baja” hay algunos brotes nuevos que sin lugar a duda, nos deja un mal sabor de boca (La carta fue publicada en este mismo blog).
Existen casos desde la intimidación y presión a abandonar la fé Cristiana Evangélica, hasta la expulsión de manera agresiva llegando a golpes, abusos sexuales y amenazas de muerte que los líderes de la Comunidad realizan  en contra de familias enteras, actos que vulneran el Estado de Derecho y sobre pasan la observancia de los Derechos Humanos.
Muchos de los líderes de las Comunidades sin saber la trascendencia de lo que están haciendo asesorados o no por terceros, han logrado conseguir que el Gobierno cumpla sus expectativas principalmente económicas mediante el pago de multas ilegales, gastos originados por los problemas, “rescates” e inclusive pago de daños que deberían ser cubiertos por los agresores y que al final de cuentas asume el Gobierno del Estado.
Lo anterior quizá en un espíritu de eliminar las tensiones de los problemas y llegar a una “solución pacífica”, sin embargo, esto genera un problema a largo plazo en lugar de soluciones permanentes. En las comunidades que han comenzado con este tipo de conflictos, se realiza de manera periódica expulsiones independientemente que se hayan firmado o no convenios de civilidad; caso específico el de Buenavista Bahuitz, en donde a pesar de haber una minuta de acuerdos en los que se establece el respeto de la libertad religiosa y restablecimiento de todos los derechos de los Evangélicos para que puedan retornar a sus viviendas (previo pago de multas económicas), meses después fueron expulsados nuevamente.
Otro elemento difícil de manejar, son las Averiguaciones Previas, de acuerdo al estricto Estado de Derecho la autoridad competente deben perseguir, investigar y castigar conforme a los hechos delictuosos; sin embargo, son comúnmente “negociadas” con la finalidad de lograr acuerdos, ocasionando de esta manera, desconfianza en la aplicación de la Justicia independientemente de la autoridad que corresponda.
Volviendo a la carta mencionada publicada el 25 de Junio de 2013, mencionaba lo siguiente:
“Debido a lo anterior, solicitamos a usted lo siguiente:
1.   Se atienda de manera urgente los casos pendientes de resolver, algunos de ellos llevan aproximadamente 3 años y medio que se encuentran fuera de sus comunidades.
2.   Se provea lo necesario a todos los desplazados de las comunidades, en tanto se llega a la solución de la problemática en esos lugares de acuerdo a lo establecido en la Ley para la Prevención y la Atención del Desplazamiento Interno en el Estado de Chiapas.
3.  Investigar la razón por la cual, se ha entregado un poco de despensas a los desplazados en San Cristóbal de Las Casas y los desplazados de otros municipios no han tenido atención.
4.  Se integren las averiguaciones previas a la brevedad posible, para deslindar responsabilidades y castigar a los responsables de acuerdo a la Ley, incluyendo a funcionarios públicos que han incurrido en omisión en las averiguaciones previas ya iniciadas o en el seguimiento en la atención de estos casos.
5.   Evitar que nuevamente las negociaciones se lleven a cabo con personas diferentes a la representación de los afectados o que no tienen el compromiso de una solución sana. Es importante recalcar que tanto personas como funcionarios que “atendieron” los casos de intolerancia religiosa en la Administración pasada, negociaron acuerdos ilegales en los que los Evangélicos son los únicos afectados por no reconocerles ninguno de sus derechos como el caso del Ejido Saltillo, Las Margaritas.
6. Eliminar como política de solución dentro de las negociaciones, el pago de las multas a los líderes de las Comunidades o la posibilidad de reubicación, ya que este tipo de actitudes solamente acrecienta la violencia y la intolerancia.”

De manera desafortunada después de 2 meses y medio, muy poco se ha hecho al respecto, únicamente se ha manifestado la “falta de conocimiento “ y el hecho que “tenemos muy poco tiempo en el cargo” como excusa para seguir avalando las prácticas ilegales de diversos grupos que atentan contra la sana convivencia en las comunidades. Muchos de los líderes están identificados así como la asociación que tienen a grupos externos a las comunidades dentro de los cuales hay grupos religiosos políticamente posicionados. Lo anterior genera que los líderes sean “protegidos” de la acción penal por los delitos cometidos.
En días pasados se firmó un convenio en donde los Evangélicos de Miguel Hidalgo, Mpio. de Venustiano Carranza, pagan una multa de $ 150,000.00 y les restringen sus derechos para practicar su creencia religiosa y los funcionarios se consideran satisfechos de lo logrado.
La carta sigue vigente, como vigente están el Art. 24 Constitucional, la ley En Contra de la Discriminación y la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.


De última hora tenemos información de la firma de Acuerdos para la distensión del caso de Santa Rosalía, Mpio. de Comitán, Chiapas. En los acuerdos se establece que la familia de Fidencio con sus 8 integrantes, le son reintegrados los servicios que les fueron limitados y se establece el respeto a todos sus derechos comunitarios. Ya estaremos haciendo un reportaje sobre ello en los próximos días.